Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

29 de febrero de 2008



Era mucho más que un sol apártandose, como es rutina, para dar paso a todo un ciclo diario ...
Lo que se vive es la impaciencia por escuchar una respuesta, que termina en un "", incesante, frenético, enérgico, y afirma lo inaceptable.
Gritando, descontrolado se siente el lamento, Mi hijo,Mi hermano, Mi amigo, Mi amor.
Todo se ha desplomado pero el tiempo se mantiene intacto, y luego de una noche de desconsuelo renace el ardiente Sol, para continuar con el ciclo.
El recuerdo se va por milésimas de segundo, y rápido Re-aparece, es inevitable ir construyendo La canción más dolorosa, sucediendo cada nota en base a un Sol sostenido menor, algo pasajero, inexistente.
Un Blues desgarrador.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buena la analogía con la música.

Se ha producido un error en este gadget.