Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

10 de mayo de 2011

Universidad Central, un nuevo ejemplo de crisis educacional.


 La crisis educacional chilena está envuelta en un vicio presente en todos los niveles de enseñanza. El objetivo de enriquecerse considerando a la educación como un servicio cualquiera, en circunstancias en que debiese ésta ocupar el primer lugar de prioridad en materia de políticas públicas, ha entregado a ésta a los vaivenes del mercado, generando hoy las amplias diferencias en resultados que son permeables a fortalecer las desigualdades sociales de nuestro país.

 Hoy nos encontramos ante un nuevo ejemplo de aquello. La Universidad Central se encuentra en un proceso de movilizaciones que recrimina el acceso del grupo inversionista Norte sur al directorio de la universidad, con un traspaso del control de la universidad en un 50%.

 Como estudiantes que nos hemos mantenido en una posición de crítica a este tipo de prácticas de entregar a manos de privados la educación, cuya finalidad no es otra más que lucrar con una casa de estudios, condenamos tajantemente el acceso del grupo inversionista a la Universidad Central, por significar para el sistema educacional y la sociedad en su conjunto un grave daño, desvinculado aún más al Estado de su rol y responsabilidad en ella y fortaleciendo la idea de la educación como un bien transable en desmedro de su concepción como un derecho.

Es oportuno manifestar nuestro acuerdo y apoyo con la movilización de los estudiantes de la Universidad Central que se oponen a esta venta, para mantener a su casa de estudios como una entidad sin fines de lucro, ya que, mientras las decisiones sobre el curso de una casa de estudios pasen por manos de administradores que busquen enriquecerse a costa de ella, no se estará velando ni por la calidad, ni por la democracia, ni por el pluralismo, ni por la igualdad en la educación chilena.

17 de abril de 2011

Sólo un niño.

Cosas que sólo un niño podría ver son:

Que se disfruta más cuando en una silla las piernas se balancean que cuando se ponen en la tierra y que en el suelo todo es más divertido que en una mesa.

Como que en el cielo hay muchas estrellas, que los escalones son muy grandes, y que los colores de un vagón de metro son iguales a los de un pez payaso.

Los héroes sí existen y, están muy cerca, incluso en el hogar, también que los viajes son inquietantes cuando lo único bueno de hacerlos es llegar a destino.

Podría ver si fuera niño, que la alegría no está en lo que dice el resto, si no en cantar con mi hermano una canción.

Me podría admirar de quienes ya pueden andar en su bici de ¡¡sólo dos ruedas!!

19 de marzo de 2011

"Se espera que en el 2020 Chile llegue a ser un país del primer mundo"...

Encontrarse de repente con una frase de esa talla, pronunciada por un escocés en un español muy mal pronunciado, puede dar para risas o para llantos.

Me pregunto a costa de qué...

En fin! mientras en el mundo se percibe a Chile a través de las cifras, que no son más que cifras, como un país tan erguido. El líder de la mayor potencia mundial, cuyo nombre ensucia este espacio, está en Chile firmando un acuerdo de energía nuclear que vuelve a nuestro país en cosa de años en un centro de desechos irreducibles y destructivos. Con un riesgo natural altísimo.

El mensaje es muy simple, la mayor riqueza de Chile está en su Medio Ambiente, en el cuidado de la naturaleza, pero el dinero puede más.

No al imperialismo Yanqui y NO! al tratado OBAMA-PIÑERA

Ya no es hablar de ti.

Se puede reír sin parar al recordar, también eso puede darte paz.
Se puede tratar de imaginar tus palabras, tus consejos, tus bromas.
Puedo incluso dibujar tu cara en la de tipos jóvenes, flacos y con el pelo largo.

Puedo hablar de ti con medio mundo e incluso más,
Pero hablar contigo sería vivir de nuevo.

1 de enero de 2011

Chile, el país de las apariencias

Si las soluciones de las diferencias sociales, crisis económicas, fallas en el sistema de salud, de educación etc. Se redujeran tan sólo a un problema de "gestión" como intenta explicarlo el gobierno. Si con buenos gestores bastara para acabar con todo esto y más que, día a día "aprieta la cabeza" -como canta Scwenke & Nilo- tendríamos, probablemente un país sin pobreza, sin injusticia y lleno de hombres sonriendo en las mañanas de metro camino a sus trabajos.

Pero no es así. Los problemas que existen hoy en Chile y su sociedad, son el efecto de un una falla en el sistema, sistema que arroja un error, al cual con indiferencia deseamos omitir. Pero tan simple no es.
Mientras se hace vista gorda entre especuladores, economistas, estadistas y analistas, hay miles de chilenos cuyo día a día es más sacrificio y menos recompensa de la que cualquier humano desearía.

Si deseamos pensar positivo y decir que Chile "está bien", simular la misma prosperidad dentro y fuera del país, con actos tan injustificados como el ingreso a la OCDE, no obtendremos nunca la solución real para esos miles y miles de tristes viajeros cada mañana. Lo digo porque, mientras el sueldo mínimo es de $172.000,  (dinero que aún es insuficiente para vivir dignamente) los estadistas miden la pobreza con un umbral limitado en los $60.000. Esto manipula la información y nos hace vivir en lo que hoy es Chile. Una sociedad de apariencias.


No somos ejemplo de democracia, ni de resguardo de garantías constitucionales, no somos líderes en educación ni menos en igualdad. Y desde ese éxito nacional que intentamos reflejar hemos olvidado lo importante que es resolver los problemas estructurales de nuestra nación que, han mantenido a las clases sociales más pobres sumidas en un malestar enorme, con índices de pobreza extrema similares a los del Congo, pero maquillados en la bonanza chilena.

No es sólo que Chile ha tenido una mala gestión, no es sólo culpa de las personas que han estado actuando y liderando las lindes políticas en Chile desde la concertación y actual gobierno. El problema no son los "malos gestores". El problema es el sistema, es estructural, y requiere de una fuerza movilizada para su modificación, ya que fue impuesto autoritariamente, sin consenso nacional y hoy está destruyendo a familias y a jóvenes que poca esperanza tienen de un buen futuro.


Yo no me ocultaré tras una careta de riqueza, felicidad, auge y bienestar. Chile sufre hoy muchas carencias, y la manera de cambiarlo es conformando amplias mayorías. Esto bajo el alero de la tolerancia, de la unidad y de la colaboración que nos permita levantar lo que todos queremos alzar...  A Chile.


Olvidarse de que la brecha económica es cada vez más amplia, y de que los pobres dependen cada vez más del Estado porque no tienen sus propias herramientas, ya que el sistema se las roba, es ignorar que necesitamos un cambio enorme. Seguramente el cambio más profundo que podríamos hacer desde la transición a la democracia.
Darle a los ricos toda la libertad, y nada más que libertad, para hacer y deshacer a su antojo, es lo que sume las riquezas, los esfuerzos e incluso a las personas en los intereses de privados, que están tan alejados del interés nacional, como nuestro país de ser un poco más igualitario.

Respecto a la lógica de abusos del más grande al más pequeño. Mi madre de pequeño me dijo que eso no era bueno, y hoy sigo creyéndolo. ¡Pero con más fuerza y con más ánimo que nunca, porque hoy deseo construir un nuevo país!


Porque debemos saber que cuando regalamos las riquezas naturales para la libre explotación extranjera, cuando oprimimos a los pueblos cuyas raíces nos antecedieron, cuando despreciamos a los que viven en una relación de pareja distinta a la heterosexual, y dejamos en un segundo plano la   pésima educación que tienen las clases sociales más bajas, estamos siendo el abusador que respaldado por la mayoría somete a las minorías a estigmas, humillaciones y esclavizaciones que destrozan a nuestra sociedad.


Nuestro país hoy no es uno, tenemos muchas diferencias que no sólo nos separan, también nos ponen en contradicción unos con otros.
Ahora es cuando para las grandes transformaciones y depende de nuestro compromiso.
La indiferencia y las falsas apariencias acaban con los movimientos, y depende de todos hacer de éste, un país más justo.

29 de noviembre de 2010

NST

Se sentó solo en una plaza, sintiéndose vacío, abatido, derrotado. 

Mientras más solo se quería, más se acompañaba. 
Los recuerdos corrían y hablaban a su alrededor, no lo abandonaron,
Las palabras colmaron sus ojos hasta derramarse.

Mientras caían, lentas y escondidas, se escondieron bajo la piel.
Y fueron -esas voces- calmando su pesar.
Poco a poco el miedo pasó de moda, asomándose el descanso.

Los recuerdos ya no lo rodeaban, ya se construían historias.
Las palabras ya no colmaban sus ojos, ya se hacían cómicas.
Y la esperanza descubrió que no fue ella quién entregó la calma,
A veces es cosa de moda.

24 de noviembre de 2010

Divagué

La vida llevo creyendo que soy capaz de todo, o al menos de mucho.
La vida llevo pensando en que puedo lograr lo que quiera, o al menos lograr mucho.
La vida pasé siendo iluso.
Hoy me detengo y pongo los pies sobre la tierra, no sobre mis sueños, y noto que no puedo lograr todo solo.
Por suerte te tuve a mi lado cuando quise bajar esa estrella, al menos hubiésemos fallado juntos.

¿Dónde la ponemos? ¿En esa muralla, o en la pieza?




Estoy de vuelta.

4 de noviembre de 2010

Dos

Tanta dulzura concentrada en una misma joven: fresca, alba, virginal; se mezclaba con cuanta amargura se puede encontrar en un hombre sumido en el dolor. La inocencia y la experiencia se mezclaban con destreza para crear el sabor perfecto. El sudor de sus cuerpos desnudos y unidos hacía de ellos el mejor café.

Se ha producido un error en este gadget.