Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

25 de julio de 2009

Una mujer con chupalla


¿Quién más que la guitarra?
Mujer, gran chupalla,
que como los Parra...

Canta.
Y encanta, a las tantas,
nuevas voces que al roce,
de su propio goce con el canto,
sin espanto, transmitan
no risas, tambien el llanto.

Sólo ella se entera,
sincera compañera,
del sentimiento, que
de un lamento, lento
se marcha entre sus...

Manos, que sin hermanos,
sanos, no son los cantos.
Y sin espanto, no risas.
También el llanto.

Vaya donde vaya,
el canto, ¡pero sin llanto!
Mi mujer con su chupalla,
vaya donde vaya.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.