Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

8 de febrero de 2010

Te esperé con un regalo, un bello ramo de rosas

mi mejor perfume y una sonrisa coqueta.
Con el resto no mucho podría hacer.

cuando llegaste y corriste a colgarte de mi cuello,
Pensé que era feliz, pero se acabó muy rápido aquel sueño.

Sólo retomé la conciencia para vivir mi último minuto.
Sacudido a manos de un hombre celoso.

Que obviamente no soporta que le regalen flores a su novia.
Mi problema es que nunca aprendo!!

1 comentario:

•Yesse* dijo...

Me encataaa *-*!

Se ha producido un error en este gadget.