Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

19 de marzo de 2011

Ya no es hablar de ti.

Se puede reír sin parar al recordar, también eso puede darte paz.
Se puede tratar de imaginar tus palabras, tus consejos, tus bromas.
Puedo incluso dibujar tu cara en la de tipos jóvenes, flacos y con el pelo largo.

Puedo hablar de ti con medio mundo e incluso más,
Pero hablar contigo sería vivir de nuevo.

1 comentario:

esperanza dijo...

qué lindo esto lucho, muy lindo.

Se ha producido un error en este gadget.