Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

7 de junio de 2008

Tu partir.

Cuando los recuerdos son lo que quedó
del humo, con tu figura en mis pisadas
y tu reflejo sobre mi imagen.

No bien, tu vida entrelaza
a mi nueva rutina, y tu sonrisa
copa mi actuar, renazco.

Tal fénix ardiente y poderoso,
renaciste, en todos y para quedarte
al son gozoso glorioso y doloroso.

Del mismo blues que solíamos oír
y de aquella canción a Rodrigo
que me legaste, y hoy es himno de tu partir.

A dos metros de tu nombre
a un muro de tus restos
y a una vida de tu alma

Me Destroza visitar una lápida
vacía de recuerdos y,
llena de cenizas
Ante una ida sin regreso.

1 comentario:

Zarah dijo...

No se si decir que lindo porque quizás esa noe ra la finalidad, creo mucho que no... pero puedo decir que me pone un poco triste saber que aun pasas penas, pero es bueno por otro lado saber que estas días a días se van haciendo quizás más soportable, aunque como dice Habermas, la historia no es sinónimo de evolución... es más bien a saltos y pro eos es comprensible que aveces nos dejemos caer pero solo para despues retomar el camino...
Me gusta que puedas plasmar lo que pasas y no guardarlo para que nos e marchite dentro...
Te quiero amigo mio y aunque a la distancia, estoy contigo.

Cata.

Se ha producido un error en este gadget.