Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

24 de noviembre de 2010

Divagué

La vida llevo creyendo que soy capaz de todo, o al menos de mucho.
La vida llevo pensando en que puedo lograr lo que quiera, o al menos lograr mucho.
La vida pasé siendo iluso.
Hoy me detengo y pongo los pies sobre la tierra, no sobre mis sueños, y noto que no puedo lograr todo solo.
Por suerte te tuve a mi lado cuando quise bajar esa estrella, al menos hubiésemos fallado juntos.

¿Dónde la ponemos? ¿En esa muralla, o en la pieza?




Estoy de vuelta.

1 comentario:

esperanza dijo...

yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui... (:
qué bonito es entrar a tu blog y que silvio se ponga a cantar sin nisiquiera pedirlo.

no, no se puede lograr todo solo. y si lo notas acompañado, es muy bonito.

Se ha producido un error en este gadget.