Nuestra Patagonia, SIN REPRESAS

5 de julio de 2010

El Hombre sobre el árbol.

Nació de sus ramas -Bajo ellas- del árbol de los sueños, de los pueblos, de la tierra, un Hombre con cuya sombra se protegió durante siglos. 

No hubo llantos, no hubo reproches, no ha habido hasta hoy quien se enoje. 
Es el árbol del pueblo, del campo y del cielo. Es el árbol que se queda sin tierra.

Hoy el Hombre lo mira lejano, ya no quiere su sombra y guarida. Hoy el Hombre lo bate y lo escupe, se mofa y lo derriba. Hoy de un viejo tumbado, el Hombre bebe sus copas.

Árboles han sido muy sabios, sus hojas siempre dan sombra. Sus ramas hoy no se adoran, le dan cuerpo a la sopa.
Fueron tiempos aquellos, los de hoy son sólo pausas. Pueblos, ciudades y sombras tristes pero con causa.

El Hombre sobre sus hojas, el Hombre sobre su sabia.

3 comentarios:

Sólo Adán dijo...

La importancia de contar con la sombra y las copas de los árboles. Entre cuento y poesía, excelente relato.

angela sabina dijo...

El hombre es como el árbol entonces...
debe cuidarse para crecer frondoso y brindar una buena sombra a los demás,
debe procurarsele atención para que sea siempre verde. Debe darsele un apoyo desde pequeño con un palito para que sus ramas crescan derechas y no toquen el suelo.

Así lo vi yo. Que bonito.

pd. Lo que decía esque los chilenos tienen como el rasgo en las canciones que hablan de desataduras, libramientos y demás.
No se si sea verdad pero me parece que si por lo que te comente de mi amigo Chileno que asemeja un mismo tipo de musica al de tu blog.

Un enorme saludo !

Anna Pont dijo...

Luis, gracias por encontrarme, me has brindado con ello el privilegio de leerte.
Los árboles sí que han visto pasar el tiempo, ¿verdad?
Nosotros que nos jactamos de lógicos cambiamos más de sentido que ellos. Puede que no vayan tan rápido, pero pueden burlarse creciendo siempre hacia arriba.Lo dicho, un placer conocerte.

P.D. Vendré a menudo, con la esperanza de vislumbrar un nuevo árbol.=D

Se ha producido un error en este gadget.